Un experimento con buenos resultados: ¿El principio del fin del dengue?

Un experimento en el que se usaron mosquitos infectados con una bacteria llamada Wolbachia resultó en una reducción del 77% de los casos de dengue en una ciudad de Indonesia.

No todo son malas noticias por estos días en el campo de la epidemiología y las enfermedades infecciosas. Una prueba que se extendió por 27 meses en Indonesia para determinar hasta qué punto el uso de una bacteria para controlar las poblaciones de mosquitos que transmiten el dengue arrojó resultados esperanzadores.

“Fue un resultado extraordinario; lograr una reducción del 77% en la incidencia del dengue es enorme, según los estándares de intervención farmacéutica “, dijo a través de un comunicado Nicholas Jewell, profesor de la Universidad de California en Berkeley.

El método, que emplea mosquitos Aedes aegypti infectados por una bacteria llamada Wolbachia, evita que transmitan el virus cuando pican a las personas. La Wolbachia vive de forma natural en el 60% de los insectos del planeta y se transmite de generación en generación por medio del apareamiento. Aunque no vive de manera natural en el mosquito Aedes aegypti, al introducirse de forma artificial se logra el mismo efecto.

En el estudio, cuyos resultados preliminares se publicaron el miércoles 26 de agosto, sólo se analizaron datos sobre dengue, pero los científicos creen que es una estrategia que impactaría otros virus transmitidos por los mosquitos A. aegypti, incluidos el Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla.

“Es un gran avance”, dijo a través de un comunicado de prensa Nicholas Jewell, profesor de la Universidad de California en Berkeley, quien diseñó el estudio y dirigió el análisis estadístico. “Ahora hemos demostrado que funciona en una ciudad. Si esto puede replicarse y usarse ampliamente, podría erradicar el dengue de varias partes del mundo durante muchos años “.

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*